Desheredación: concepto y causas

Desheredación

Aunque la palabra desheredación parece referirse a la privación de la herencia, en realidad se refiere a la privación de la legítima.

Para mayor claridad veamos qué se entiende por herencia y qué por legítima:

  • La herencia es el conjunto de bienes que deja una persona a su fallecimiento.
  • La legítima es la parte de esos bienes que el testador está obligado a reservar a los herederos forzosos.

Así pues, un heredero puede ser o no legitimario, ya que parte de los bienes hereditarios se pueden dejar a un extraño.

Concepto de desheredación

La desheredación es una disposición testamentaria en virtud de la cual el testador puede privar a un heredero forzoso de su legítima.

La desheredación afecta solo a los herederos forzosos o legitimarios.

Según el artículo 807 del Código Civil, son herederos forzosos:

  • Los hijos y descendientes respecto de sus padres y ascendientes.
  • A falta de los anteriores, los padres y ascendientes respecto de sus hijos y descendientes.
  • El viudo o la viuda en la forma y medida que establece este Código.

3 requisitos que deben concurrir para desheredar

Para la validez de la desheredación deben concurrir los siguientes requisitos:

  1. Realizarse en testamento
  2. Hacerse expresamente y fundarse en alguna de las causas fijadas en la ley. Se debe designar al legitimario al que se quiere desheredar con total claridad.
  3. La causa debe ser cierta. Si el desheredado niega la causa, probar que la causa es cierta corresponderá a los herederos del testador.

En el supuesto de que no se exprese la causa, no sea una de las previstas en la ley o sea una causa incierta, el legitimario quedará protegido y podrá anular la institución de heredero en cuanto perjudique a su legítima.

Causas de desheredación

Las causas por las que se puede desheredar están previstas en los artículos 852 a 855 del Código Civil.

Estas causas están tasadas, es decir, no se podrá desheredar a un legitimario en virtud de una causa distinta a las establecidas expresamente en la ley.

Podemos distinguir entre causas genéricas y causas específicas.

Causas genéricas de desheredación

El Código Civil dispone:

Son justas causas para la desheredación, en los términos que específicamente determinan los artículos 853, 854 y 855, las de incapacidad por indignidad para suceder, señaladas en el artículo 736 con los número 1º, 2º, 3º, 4º, 5º y 6º.

(Artículo 852 del Código Civil)

Las causas a que se refiere el citado artículo son las siguientes:

  1. Haber sido condenado, por sentencia firme, por atentar contra la vida o causar lesiones o ejercido habitualmente violencia física o psíquica en el ámbito familiar al testador, su cónyuge, persona a la que esté unida por análoga relación de afectividad o alguno de sus descendientes o ascendientes.
  2. Haber sido condenado, por sentencia firme, por delitos contra la libertad, la integridad moral y la libertad e indemnidad sexual, si el ofendido es alguna de las personas a las que nos hemos referido en el punto anterior.
  3. Acusar al testador de delito para el que la ley señala pena grave, si es condenado por denuncia falsa.
  4. Obligar al testador, con amenazas, fraude o violencia, a hacer testamento o a cambiarlo.
  5. Impedir a otro, por iguales medios, hacer testamento o revocar el que tenga hecho, o suplantar, ocultar o alterar otro posterior.

Causas específicas para desheredar a los hijos y descendientes

Son justas causas para desheredar a los hijos o descendientes, además de las previstas en los números 2, 3, 4 y 5 del apartado anterior, las siguientes:

  1. Negar, sin motivo legítimo, los alimentos al padre o ascendiente que le deshereda.
  2. Haber maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra al padre o ascendiente que le deshereda.

Causas específicas para desheredar a los padres y ascendientes

Además de las causas genéricas señaladas anteriormente, son causas justas para desheredar a los padres y ascendientes:

  1. Pérdida de la patria potestad por sentencia fundada en el incumplimiento de los deberes inherentes a la misma o dictada en causa criminal o matrimonial.
  2. Negar alimentos a los hijos o descendientes sin motivo legítimo.
  3. Atentar uno de los padres contra la vida del otro, si no hubiere habido entre ellos reconciliación.

Causas específicas para desheredar al cónyuge

Son causas justas para desheredar al cónyuge, además de las previstas en los números 2, 3, 4 y 5 del apartado de causas genéricas, las siguientes:

  1. Incumplir grave o reiteradamente los deberes conyugales
  2. Pérdida de la patria potestad por sentencia fundada en el incumplimiento de los deberes inherentes a la misma o dictada en causa criminal o matrimonial.
  3. Negar alimentos a los hijos o al otro cónyuge.
  4. Atentar contra la vida del cónyuge testador, si no hubiere mediado reconciliación.

¿Cuáles son los efectos de la desheredación?

El principal efecto que produce la desheredación es la privación de la legítima al desheredado.

Sin embargo, las donaciones realizadas en vida por el testador en favor del desheredado no pueden ser revocadas, salvo que el hecho que haya dado lugar a la desheredación sea también causa de revocación de la donación.

Los hijos o descendientes del desheredado ocupan el lugar y conservan los derechos de herederos forzosos respecto a la legítima.

Por último señalar que, realizada la desheredación por el testador, quedará sin efecto si existe reconciliación entre el ofensor y el ofendido.