¿El usufructo se hereda?

El usufructo es un derecho real que otorga al usufructuario el derecho a disfrutar los bienes ajenos con la obligación de conservar su forma y esencia, a no ser que el propio título que lo constituya o la ley autoricen otra cosa.

El título que constituya el usufructo en ocasiones puede ser una herencia, bien porque se formalice el usufructo en ese mismo momento, bien porque se transmita un usufructo que existía antes de la muerte del testador.

A continuación vamos a analizar los distintos supuestos que pueden dar lugar a que un usufructo se herede.

¿Buscas abogado especialista en herencias y sucesiones?

Te ayudamos a encontrar abogado de de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Consultar abogado

¿Se puede heredar un usufructo?

Sí, el usufructo se puede heredar como cualquier derecho real. Sin embargo, existe algún supuesto en que el usufructo está constituido de manera que se extinga cuando fallezca el beneficiario, como es el caso del usufructo vitalicio, que solo dura mientras viva la persona a cuyo favor se crea.

¿Cuándo se puede heredar un usufructo?

Hay distintos supuestos en que se puede producir la transmisión de un derecho de usufructo con motivo de una herencia:

Cuando el testador tiene el usufructo sobre un bien

El testador no puede transmitir en herencia lo que no tiene, por lo que si no dispone de la plena propiedad ni la nuda propiedad sobre un bien, no podrá transmitir esos derechos. En esos casos, si lo que tiene a su favor es un derecho de usufructo, tan solo podrá transmitir ese derecho.

El usufructo es un derecho real del que se puede disponer como se haría con cualquier otro, es decir, la persona que posee un derecho de usufructo puede venderlo a un tercero, o arrendar el bien objeto de usufructo, o realizar cualquier otro acto de disposición sobre su derecho de usufructo.

Sin embargo, cualquier contrato celebrado por el usufructuario se resolverá cuando se extinga el derecho de usufructo, salvo el arrendamiento de las fincas rústicas, el cual se considerará subsistente durante el año agrícola (artículo 480 del Código Civil).

Hay que tener en cuenta que el nuevo adquirente del derecho de usufructo tendrá limitado su derecho a los del propio usufructo, es decir, nunca podrá adquirir la propiedad completa del bien, ni la nuda propiedad (que es la parte del derecho de propiedad de que dispone una persona excluido el usufructo).

El usufructo se puede constituir sobre todo un bien o sobre parte del mismo, y también por un tiempo determinado a contar desde una fecha o hasta una fecha (artículo 469 del Código Civil), lo que significa que puede transmitirse en vida o por herencia respetando esos límites temporales.

Cuando el testador lo constituye así en su testamento

El usufructo se puede constituir por ley, por prescripción, por la voluntad de los particulares manifestada en actos entre vivos o por testamento (artículo 468 del Código Civil). Y además se puede constituir a favor de una persona o varias, de manera simultánea o sucesiva.

De todo ello se deduce que una persona puede hacer testamento y dejar un bien en usufructo a otra, y que se transmita el usufructo a una tercera persona cuando fallezca la anterior. En ese caso, el usufructo se heredaría en virtud del testamento.

Además, hay que tener en cuenta que la propia ley obliga a que se constituya el usufructo a favor del cónyuge viudo, como forma de asegurar su legítima sobre la herencia.

¿En qué consiste el usufructo a favor del cónyuge viudo?

En caso de hacer testamento, la ley obliga a respetar unos derechos hereditarios a favor de algunas familiares, que son, por este orden:

  • Los hijos y descendientes.
  • Los padres y ascendientes.
  • El cónyuge viudo.

Los derechos a favor del cónyuge viudo consisten en un usufructo vitalicio sobre una porción de la herencia, que varía en función de si el cónyuge concurre a la sucesión con los hijos o descendientes, con los padres o ascendientes, o en ausencia de todos los anteriores.

Así, el usufructo a favor del cónyuge viudo recaerá sobre:  

Este derecho de usufructo es vitalicio, así que no se hereda cuando fallece el cónyuge viudo. Sin embargo, durante su vida, el cónyuge viudo podrá disponer del usufructo como prefiera, siempre teniendo en cuenta que los contratos que celebre se extinguirán cuando desaparezca su derecho de usufructo, como se ha indicado anteriormente.

¿Buscas abogado especialista en herencias y sucesiones?

Te ayudamos a encontrar abogado de de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Consultar abogado