¿Quién hereda si no hay hijos pero sí cónyuge?

Hacer testamento es un acto personalísimo y voluntario, por el cual el testador puede disponer de sus bienes libremente, siempre y cuando respete los derechos de sus herederos forzosos o legitimarios, que tienen garantizada una porción de herencia llamada legítima.

Sin embargo, si una persona muere sin haber hecho testamento, se aplican unas reglas distintas de distribución de la herencia, y los derechos de los familiares más cercanos al fallecido varían considerablemente.

En este artículo vamos a analizar ambos escenarios y los derechos hereditarios del cónyuge y otros familiares en caso de no haber hijos del fallecido.

¿Buscas abogado especialista en herencias y sucesiones?

Te ayudamos a encontrar abogado de de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Consultar abogado

¿Qué requisitos debe reunir el cónyuge para heredar?

Interesa aclarar un par de cuestiones, antes de entrar a analizar qué parte de la herencia puede heredar el cónyuge.

El Código Civil, que es el cuerpo legal que establece las normas de la sucesión hereditaria, tan solo menciona que el cónyuge no puede estar separado legalmente ni de hecho para poder ser llamado a la sucesión intestada, es decir, en defecto de testamento (artículo 945).

Los derechos que se le reconocen en caso de que el fallecido sí haya hecho testamento también se basan en que el cónyuge no esté separado, pero, en este caso, el testador puede hacer uso de sus derechos de libre disposición en la porción que no afecte a los herederos forzosos y dejar sus bienes a quien prefiera, también al cónyuge, aunque esté separado. Sin embargo, la llamada legítima del cónyuge no se le reconocerá si está separado.

Por otro lado, existen muchas dudas sobre si el cónyuge casado en separación de bienes puede heredar, o si tiene los mismos derechos que el cónyuge casado en régimen de gananciales, y la respuesta es que sí los tiene.

Es totalmente irrelevante el régimen económico matrimonial que haya regido las relaciones económicas entre los cónyuges. Tan solo hay que tener en cuenta que, en el régimen de gananciales, al cónyuge viudo le corresponde por derecho propio la mitad de todos los bienes comunes, y el cónyuge que hace testamento no podrá disponer de esa parte en última voluntad, sino solo de la que le corresponda.

¿Quién hereda si no hay hijos pero sí cónyuge en caso de no haber testamento?

Si el causante falleció sin dejar testamento, se aplican las normas que rigen la sucesión intestada, en virtud de las cuales, los parientes más próximos excluyen a los más lejanos, y se van sucediendo unos a otros hasta llegar a los colaterales de cuarto grado y, en su defecto, al Estado.

Pero, en el caso concreto de que no haya hijos del fallecido y sí un cónyuge viudo, los que tienen preferencia en la línea de sucesión antes que el cónyuge son los ascendientes, por lo que las posibilidades de sucesión son las siguientes:

  • Si el cónyuge concurre con los padres del fallecido o con los ascendientes, no hereda nada.
  • Si no viven los padres del fallecido y no hay más ascendientes, entonces el cónyuge viudo lo hereda todo.

En el caso de no existir testamento, el reparto de la herencia es mínima, ya que cada grupo de parientes lo hereda todo y excluye por completo la posibilidad de que los del grupo siguiente puedan heredar.

El orden entre los distintos grupos es el siguiente: primero heredan los hijos y descendientes, luego los padres y ascendientes, luego el cónyuge, y por último los parientes colaterales, empezando por los hermanos y llegando hasta los parientes de cuarto grado.

En consecuencia, el resto de parientes del fallecido no heredarán nada, ya que los padres o ascendientes, y luego el cónyuge, tienen mejor derecho que ellos en la línea de sucesión.

¿Quién hereda si no hay hijos pero sí cónyuge en caso de haber testamento?

Depende en gran parte de la voluntad del fallecido manifestada en el testamento. Pero en cualquier caso, tiene que respetar la porción mínima que la ley otorga a los herederos forzosos.

En caso de no haber hijos pero sí cónyuge, podemos contemplar dos escenarios:

Si hay padres o ascendientes del fallecido

Si el causante opta por hacer testamento, deberá tener en cuenta los siguientes extremos:

  • Deberá reservar a favor de los padres o ascendientes (los primeros excluyen a los segundos) un tercio de la herencia, siendo el resto de libre disposición.
  • Además, el cónyuge tendrá derecho al usufructo sobre la mitad de los bienes de la herencia.
  • El testador, siempre que respete las legítimas anteriores, podrá disponer del resto como prefiera, también favoreciendo exclusivamente al cónyuge si lo desea, o al resto de parientes con menor derecho en la línea de sucesión (hermanos, sobrinos, tíos, etc.).

Si no hay padres o ascendientes del fallecido

Si el causante hace testamento y no hay hijos o descendientes, ni padres o ascendientes:

  • El cónyuge tendrá derecho al usufructo sobre los dos tercios de la herencia, que constituyen su legítima.
  • Como no existen más herederos forzosos o legitimarios después del cónyuge, el testador podrá disponer de la totalidad de la herencia como prefiera, incluso a favor de un tercero, siempre que respete la legítima del cónyuge.
  • Si el testador así lo desea, puede dejar toda la herencia al cónyuge.
  • También puede repartir toda la herencia entre el resto de parientes con menor derecho que el cónyuge, o dejar la herencia a uno solo de ellos.

Conclusión

Lo que es importante tener en cuenta en todos los casos es que en ausencia de hijos o descendientes del fallecido, los siguientes con mejor derecho son los padres o ascendientes, seguidos del cónyuge.

Los demás parientes no podrán heredar en ausencia de testamento, pero podrán heredar si hay testamento y el testador lo decide así libremente, ya que no hay ninguna obligación legal de reservar para ellos una parte de la herencia.

¿Buscas abogado especialista en herencias y sucesiones?

Te ayudamos a encontrar abogado de de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Consultar abogado