¿Cómo impugnar un testamento cuando no estás conforme con su contenido?

¿Quieres impugnar un testamento y no sabes si puedes legalmente reclamar ni cómo hacerlo?

En este artículo te contamos en qué casos puedes impugnar un testamento y qué necesitas saber para llevarlo a cabo.

Es habitual que alguno de los herederos no esté de acuerdo con el contenido del testamento otorgado por el fallecido. También es posible que el testamento no reúna los requisitos formales exigidos legalmente.

En estos supuestos, cualquiera de los herederos podrá solicitar la impugnación del testamento.

¿Buscas abogado especialista en herencias y testamentos?

Te ayudamos a encontrar abogado de de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Consultar abogado

¿Qué es la impugnación de un testamento?

Impugnar un testamento significa no estar de acuerdo con lo estipulado por el testador, en todo o en parte.

Ahora bien, es preciso basarse en alguna de las razones o causas previstas en la legislación en materia de herencia, que analizaremos más adelante.

Si concurre alguna de las causas legales, se podrá impugnar un testamento solicitando su nulidad.

¿Se puede impugnar un testamento hecho ante notario?

Sí, se puede impugnar un testamento otorgado ante notario. Aunque será poco probable que un testamento hecho ante notario tenga defectos formales, sí que es posible que el contenido del testamento contenga elementos u omisiones que sean impugnables.

¿Quién puede impugnar un testamento?

Podrá impugnar un testamento cualquier heredero que no esté protegido por la legislación hereditaria, siempre que se base en las causas legalmente previstas.

Pueden testar todos aquellos a quienes la ley no lo prohíbe expresamente.

Artículo 662 del Código Civil

Más información en nuestro post: ¿Quiénes pueden impugnar un testamento?

Razones que puedes alegar para impugnar un testamento

El Código Civil español recoge una serie de causas por las que un testamento podrá ser impugnado:

1. El testador no incluye en el testamento a un legitimario o heredero forzoso

Hay que tener en cuenta que la herencia o caudal hereditario se divide en tres partes:

El testador no puede privar a los herederos forzosos de su legítima, salvo en los casos expresamente determinados por la ley.

En el caso de que el testador omita a alguno de sus herederos forzosos o legitimarios en el testamento, siempre que no exista una causa legal de desheredación, se podrá impugnar el mismo (esta causa se conoce legalmente como preterición).

Esta preterición u omisión puede ser:

  • Intencional, cuando el testador sabía que existía el legitimario omitido y, a sabiendas, no lo nombra.
  • No intencional o errónea, cuando se omite a un heredero forzoso por ignorancia del testador.

Un caso típico de preterición no intencional es el de los hijos nacidos después de hacer el testamento o el de ignorar el nacimiento de un hijo al tiempo del otorgamiento.

2. No respetar las cuotas de legítima

También en el supuesto de que el testador no haya respetado la cuota que corresponde por legítima a un heredero forzoso, este podrá impugnar el testamento solicitando su parte.

3. Falta de capacidad del testador

Lo relevante es que el testador tuviera la capacidad necesaria en el momento de testar, por lo que no importa si posteriormente la perdió. Esta circunstancia debe comprobarla el notario si el testamento se otorga con su intervención, pero el notario no es infalible y puede equivocarse.

Por ello, otra de las razones legales para poder impugnar un testamento es que el testador no tenga capacidad legal para otorgarlo, ya sea porque no tuviera la edad mínima para testar (18 años para el testamento ológrafo (manuscrito) y 14 años para el resto), o porque no se encontrar en su cabal juicio.

Siempre que exista una alteración psíquica en el testador, la nulidad del testamento es posible si esta está presente en el momento de prestarlo. Sin embargo, no siempre existe una sentencia de incapacitación judicial.

Por tanto, para una impugnación del testamento sea otorgada, es necesario que profesionales en el área evalúen al supuesto incapaz (si aún no ha fallecido) o lleven a cabo una autopsia psicológica en el caso de defunción.

De tal modo que, es fundamental que la persona que deja su herencia presente las aptitudes mentales necesarias para ubicarse en el tiempo y el espacio, reconocer a las personas implicadas y sus lazos familiares y afectivos o conocer el valor que tienen sus propiedades.

Sonia Rodríguez, psicóloga perito experta en incapacidad judicial en Psicolegalmente

4. Violencia, dolo o fraude

Si se tienen razones fundadas para creer que el testamento se hizo bajo coacción, o bien que el testador actuó condicionado por la mala intención o engaño de otra persona, también se podrá impugnar el testamento (artículo 673 del Código Civil).

Además, si la persona que actúa empleando coacción, dolo o fraude es heredero abintestato del testador, quedará privada de la herencia que le pudiera corresponder (artículo 674), además de incurrir en responsabilidad penal.

Es heredero abintestato el que tiene derecho a heredar en defecto de voluntad del fallecido manifestada en testamento.

La utilización de violencia o intimidación sobre quién realiza un testamento a fin de condicionar su contenido, integra el delito de extorsión del artículo 243 del Código Penal. La extorsión se configura como un delito contra el patrimonio en el que su autor, mediante el uso de violencia o intimidación, obliga a un tercero a realizar u omitir un acto o negocio jurídico, con perjuicio para el patrimonio de quien sufre el delito o con perjuicio para el patrimonio de un tercero.

Es por ello que siendo el testamento un acto o negocio jurídico, cuando alguien utilice violencia o intimidación para condicionar la libertad de testar, bien sea obligando a alguien a otorgar testamento cuando no se quiere o bien impidiéndole realizar el que se desea, así como cuando se obligue a variar su contenido, se estará cometiendo el delito de extorsión. Y todo ello con independencia de que el patrimonio afectado directamente sea el de los herederos y no el del propio testador.

Por lo demás, si lo que se empleó en la extorsión fue violencia física, se castigará además por el delito que corresponda.

Gerson Vidal Rodríguez, abogado penalista en Valencia

5. Desheredación injusta

Si la causa que alega el testador para desheredar a uno de sus herederos forzosos no es legal o no existe, también es posible impugnar el testamento.

6. Defectos de forma en la redacción del testamento

Cada tipo de testamento, tanto si es especial (marítimo, militar o en país extranjero) como si es alguno de los comunes (ológrafo, abierto o cerrado) tiene unos requisitos de forma de obligada observancia para su validez. 

Las formas más habituales de otorgar un testamento son:

Si el testamento no se otorgó cumpliendo los requisitos correspondientes, podrá ser impugnado.

7. Identidad falsa del testador

Puede haber más razones para impugnar un testamento, si implican que no se respeten las formalidades legales, que se sospeche que el testador no ha actuado por su propia voluntad o que no se pueda comprobar su identidad. 

Si el notario no comprueba la identidad del testador fuera de toda duda, se podrá impugnar el testamento (artículo 685 del Código Civil).

¿Puede el testador prohibir la impugnación?

No. El testador no puede prohibir la impugnación del testamento.

Ahora bien, sí podrá establecer que el heredero que lo impugne reciba exclusivamente lo que le corresponda por la legítima estricta.

Esta es llamada cautela socini, que funciona como una penalización para que quien impugne un testamento vea reducida la parte de la herencia que recibirá, respetando en todo caso su legítima.

Plazo de impugnación de un testamento

En términos generales, el plazo para la impugnación será de 5 años a contar desde la muerte del testador o desde el momento en que el heredero recibió la copia autorizada del testamento que impugna.

Si se impugna la desheredación injusta, el plazo es de 4 años, desde el momento en que se abre la sucesión y se puede conocer el testamento. Y no hay plazo si se solicita la nulidad de todo el testamento.

¿Cómo iniciar el procedimiento judicial para la impugnación del testamento?

Para impugnar un testamento, habrá que interponer demanda ante el juzgado de primera instancia del último domicilio conocido del fallecido, y deberá ir dirigida contra todos los herederos implicados.

Será, por tanto, obligatoria la intervención de abogado y procurador.

Una vez admitida la demanda, se concederá un plazo de 20 días a los demandados para que contesten. Posteriormente, se dará audiencia previa a todos los implicados para que intenten llegar a un acuerdo. Si no se alcanza, tendrá lugar el acto del juicio, donde se practicarán todas las pruebas necesarias, y finalmente se dictará sentencia.

¿Qué puede pasar si se impugna un testamento?

La sentencia puede tener tres resultados posibles: 

  • Confirmar la validez del testamento, con una probable condena en costas al demandante. También puede ocurrir que el heredero que impugnó se vea privado de toda la herencia que exceda de su legítima, si esta posibilidad fue prevista por el testador en el testamento.
  • Confirmar la validez parcial del testamento, pero anular el resto. En este caso, se aplicarán las normas de la sucesión intestada de forma supletoria para lo no previsto válidamente por el testamento. También es posible que se condene en costas al demandante en este caso.
  • Declarar la nulidad total del testamento, dando paso a la aplicación de las normas previstas para la sucesión intestada si no hay un testamento anterior válido. Si lo hay, será este el testamento que se tenga que aplicar (en caso de haber varios testamentos anteriores válidos, se aplicará el último).

Es importante señalar que impugnar y declarar la nulidad de un testamento no es lo mismo que revocar, ya que la revocación es un acto que solo puede realizar el testador y observando las mismas normas que son necesarias para testar.

Impugnación del testamento en Cataluña

En Cataluña el proceso de impugnación tiene diferencias con respecto al resto del territorio nacional dado que dicha en Comunidad el derecho sucesorio se rige por su derecho foral, el Código Civil de Cataluña.

Puedes encontrar más información en: Impugnación del testamento en Cataluña

Asesórate con abogados expertos en herencias

La impugnación de testamentos es un procedimiento complejo y con muchas implicaciones legales y emocionales, especialmente si existen conflictos entre los herederos.

Contar con la defensa y asesoramiento de un abogado especialista en herencias ayudará a que puedas conseguir el mejor resultado posible para tus intereses.

Sus mayores conocimientos y amplia experiencia en casos como el tuyo permitirán que tu impugnación pueda ser exitosa.

¿Buscas abogado especialista en herencias y sucesiones?

Te ayudamos a encontrar abogado de de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Consultar abogado