El testamento de la persona soltera sin hijos

El hecho de que una persona esté soltera y sin hijos no significa que no puedan existir ciertos herederos forzosos a los que tenga que dejar parte de su herencia en testamento, como vamos a explicar a continuación.

¿Buscas abogado especialista en herencias y sucesiones?

Te ayudamos a encontrar abogado de de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Consultar abogado

¿Qué testamento puede dejar una persona soltera y sin hijos?

En el caso de una persona que no tiene hijos, y tampoco está casada, en principio lo determinante para saber qué testamento puede hacer es si tiene padres vivos o no. Por lo tanto, vamos a diferenciar entre los dos casos:

Si sus padres están vivos

En caso de que sus padres vivan, la persona soltera y sin hijos tendrá que dejarles en testamento al menos la mitad de su herencia, a partes iguales, ya que sería su legítima. Si solo vive uno de ellos, le corresponderá esa mitad de la herencia en su totalidad.

Entonces, la otra mitad de la herencia será de libre disposición. Es decir, que el testador podrá dejarle toda esa parte a la persona que desee, que no tiene por qué ser ningún hermano (aunque lo tenga) ni ningún otro familiar, ya que puede tratarse incluso de una persona a la que no le una ninguna relación de parentesco.

Constituye la legítima de los padres o ascendientes la mitad del haber hereditario de los hijos y descendientes salvo el caso en que concurrieren con el cónyuge viudo del descendiente causante, en cuyo supuesto será de una tercera parte de la herencia.

Artículo 809 del Código Civil

La legítima reservada a los padres se dividirá entre los dos por partes iguales; si uno de ellos hubiere muerto, recaerá toda en el sobreviviente.

(...)

Artículo 810 del Código Civil

Si sus padres no están vivos

Cuando una persona soltera y sin hijos no tiene tampoco padres, en primer lugar hay que ver si tiene otros ascendientes, ya que también tendrían derecho a la mitad de la herencia.

En este supuesto, las reglas son un tanto particulares. Son casos que difícilmente podrán llegar a ocurrir, pero vamos a repasarlos brevemente:

  • Si existen ascendientes por parte de padre y de madre, en igual grado, el 50% de la herencia se dividirá entre las dos líneas por mitad. Por ejemplo: si sobreviven los abuelos paternos y la abuela materna, los abuelos paternos tienen derecho a la mitad de ese 50%, y la abuela materna a la otra mitad.
  • Si hay ascendientes de distinto grado, tienen derecho al 50% de la herencia, en su totalidad, los más cercanos en grado. Por ejemplo: si sobreviven los abuelos paternos y una bisabuela materna, heredan esa mitad de la herencia solo los abuelos paternos.

(...)

Cuando el testador no deje padre ni madre, pero sí ascendientes, en igual grado, de las líneas paterna y materna, se dividirá la herencia por mitad entre ambas líneas. Si los ascendientes fueren de grado diferente, corresponderá por entero a los más próximos de una u otra línea.

Artículo 810 del Código Civil

Ahora bien: si no existen padres ni tampoco ningún otro ascendiente, la persona soltera y sin hijos tiene derecho a disponer libremente de su herencia. No tiene ningún heredero forzoso o legitimario,  por lo que puede testar a favor de quien desee, incluso de una persona que no sea familiar.

También puede dejar su herencia a algunos familiares y a otros no, parte a familiares y parte a otras personas, etc.

Si una persona soltera y sin hijos no deja testamento, ¿quién hereda?

En el supuesto de que una persona soltera y sin hijos fallezca sin dejar testamento, heredarán sus familiares más cercanos, en el siguiente orden:

  1. Los padres, a partes iguales o por entero si solo sobrevive uno de ellos.
  2. Los ascendientes más próximos en grado (primero los abuelos, después los bisabuelos, etc.)
  3. Los hermanos. Si alguno de ellos ya ha fallecido, su parte la heredarán sus hijos, en caso de tenerlos.
  4. Los sobrinos.
  5. Los demás familiares colaterales hasta el cuarto grado. Por lo tanto, heredarían los tíos, primos y tíos abuelos del fallecido.

Si no existiera ninguno de los parientes anteriores, heredaría el Estado. 

¿Buscas abogado especialista en herencias y sucesiones?

Te ayudamos a encontrar abogado de de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Consultar abogado