Impuesto de Sucesiones y Donaciones en Canarias

El Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD) es un tributo que recae sobre los bienes y derechos que se obtengan a título lucrativo, por lo que grava las herencias y donaciones. Su hecho imponible es la adquisición del patrimonio, reduciendo su valor en las cargas y gravámenes que tenga asociado.

La regulación del ISD se sustenta en la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, aunque se trata de un tributo cedido a las Comunidades Autónomas. En Canarias, el ISD se sujeta al Decreto-Legislativo 1/2009, de 21 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de las disposiciones legales vigentes dictadas por la Comunidad Autónoma de Canarias en materia de tributos cedidos.

¿Buscas abogado especialista en impuesto de sucesiones?

Te ayudamos a encontrar abogado de de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Consultar abogado

¿Cuál es el ámbito de aplicación del ISD?

Su ámbito de aplicación a nivel territorial es todo el territorio español. Asimismo, tendrán que tributar por el ISD todas aquellas personas físicas que:

  • Adquieran bienes y derechos por negocios jurídicos de carácter gratuito que se obtengan inter vivos. Un ejemplo de ello son las donaciones.
  • Obtengan, a título sucesorio, bienes o derechos, como es el supuesto de las herencias o los legados.
  • Reciban cantidades pecuniarias en virtud de un contrato de seguro de vida en el que el destinatario sea una persona distinta del contratante.

El límite a tener en cuenta en la sujeción del ISD es que dicho impuesto no gravará ningún concepto que se encuentre sujeto al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Asimismo, aunque no estén sujetas al IRPF, tampoco se deberá presentar la declaración del ISD por:

  • Premios en juegos autorizados.
  • Premios e indemnizaciones exentas del IRPF.
  • Becas y subvenciones.
  • Prestaciones que las asociaciones, corporaciones, sociedades, empresas y entidades aporten a sus trabajadores.
  • Lo que se perciba por ser beneficiario de un plan de pensiones, aunque éste se haya heredado.

Características del ISD en Canarias

Al ser el ISD un tributo cedido a las Comunidades Autónomas, Canarias cuenta con las siguientes características:

  1. A efectos del ISD, se equiparan los cónyuges a las parejas de hecho, siempre que se acredite por cualquier medio de prueba admitido en derecho.
  2. Se establecen bonificaciones en las adquisiciones por herencia que dependerán del grado de parentesco, con los límites que el Decreto-Legislativo establezca.
  3. No tiene escala propia en su base liquidable, por lo que para su cálculo se deberá tener en cuenta la de la Ley del ISD estatal.
  4. Se establecen reducciones por edad y por la adquisición de bienes integrantes del Patrimonio Natural.
  5. Existen diversas mejoras a las reducciones estatales, como la mejora a la reducción por discapacidad, por seguros de vida, por adquisición mortis causa de empresas individuales, negocios profesionales y participaciones en entidades o por adquisición mortis causa de la vivienda habitual del causante.

¿Cómo se calcula el ISD?

El ISD en Canarias se calcula de la siguiente forma:

  • En primer lugar, se deberán valorar los bienes o derechos que se reciban, restándose las cargas y gravámenes.
  • Al resultado se le aplicarán tanto las reducciones estatales como autonómicas.
  • A la cantidad que resulte se le deberá aplicar el tipo impositivo del ISD que corresponda en función de la cantidad que se herede, en base al principio de progresividad del impuesto.
  • A la cuota íntegra que se obtenga tras realizar el paso anterior, se le multiplicará el coeficiente que la Ley determine en base al grado de parentesco y al patrimonio previo que tuviera quien reciba los bienes o derechos a título lucrativo.
  • Se aplicarán, por último, las deducciones y bonificaciones, tras lo que se conocerá la cantidad total a ingresar.

Ejemplo de cálculo del ISD en Canarias

Por ejemplo, un sujeto fallece en Las Palmas de Gran Canaria el 4 de marzo del año X. Tiene un hijo de 30 años, que hereda la vivienda habitual del causante por valor de 100.000 euros y 50.000 euros de la cuenta corriente de la persona fallecida. El patrimonio preexistente del hijo es de 25.000 euros y los gastos del funeral han sido de 3.000 euros.

El valor de los bienes del causante es de 150.000 euros, a los que se deberá sumar un 3 % en concepto de ajuar, de acuerdo con la normativa estatal. Esto dará una cantidad de 4.500 euros. El total del valor de los bienes será de 154.500 euros.

Por otro lado, se deberán restar los 3.000 euros de gastos del funeral, dando como resultado una base imponible de 151.500 euros.

A continuación, en primer lugar, se deberá tener en cuenta la mejora de la reducción estatal de la base imponible por adquisición mortis causa de la vivienda habitual del causante en Canarias, que es del 99 % del valor de la vivienda con un límite de 200.000 euros.

Si se reduce el valor de la vivienda, que es de 100.000 euros, en un 99 %, el resultado a reducir será de 99.000 euros, por lo que 151.500 euros de base imponible menos 99.000 euros dará lugar a la cantidad de 52.500 euros, que será la base liquidable.

La siguiente reducción que se debe considerar es la de parentesco. Al tratarse el heredero de un hijo mayor de 21 años, éste pertenece al Grupo II. La mejora de la reducción por parentesco en Canarias para el Grupo II es de 23.125 euros, por lo que si se calcula la diferencia, la base liquidable pasará a ser de 52.500 euros a 29.375 euros.

A continuación, se debe calcular la cuota íntegra a partir de la tarifa estatal, ya que como se ha mencionado, Canarias no ha aprobado la suya propia. Para 29.375 euros de base liquidable, se observará la fila de la cantidad inmediatamente inferior, que es de 23.968,36 euros. Si se restan estas cantidades, el resultado que se obtendrá es de 5.406,64 euros.

A esta cantidad se le aplicará el tipo de la misma fila, que es de 10,20 %. El resultado será de 551,47 euros a lo que se le sumará la cantidad de cuota de la misma fila, es decir, 2.037,26 euros, operación de la que se obtendrán 2.588,73 euros, que será la cuota íntegra.

El siguiente paso a realizar es la aplicación del coeficiente multiplicador en función del grado de parentesco y del patrimonio preexistente del heredero. Según la tabla que determina la LISD, como el patrimonio preexistente es de 25.000 euros y el heredero es del grupo II, el coeficiente multiplicador será de 1,0000. Por tanto, la cuota se mantendrá en 2.588,73 euros.

De acuerdo con la normativa Canaria, existe una bonificación por parentesco en las adquisiciones mortis causa que, en el supuesto del grupo II será del 99,9 %, con el límite de 55.000 euros. Por tanto, la cuota de 2.588,73 euros se deberá reducir en un 99,9 %, teniendo que pagar, finalmente, el contribuyente un total de 2,49 euros.

¿Buscas abogado especialista en impuesto de sucesiones?

Te ayudamos a encontrar abogado de de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Consultar abogado